lunes, 1 de junio de 2015

31 de Mayo. Primer encuentro del grupo "Los hombres también somos padres" de Valdemoro (Madrid).

Tengo mucho de que hablar sobre el proceso de la paternidad, y también tengo mucho que vivir para ser feliz.  Soy de los que piensan que puedes pasar de puntillas por la paternidad y delegar esta función en otras personas o instituciones sin que además, tu crédito social no se vea perjudicado. O bien lanzarte a vivir la paternidad cuerpo a cuerpo, con todas las dificultades y toda la felicidad que esto supone pero a la vez  viviendo el dolor y también la gloria de esta experiencia vital . Y yo he elegido la última propuesta. Y como sabemos que el hombre propone y la vida dispone he decidido por mi mismo llevar a cargo esta tarea a sabiendas que la vida quita pero también regala, y que la vida está ahí, donde están los retos.


 Sé que la llegada de mi hija es una oportunidad, y así lo siento. Y por eso me puse manos a la obra para llamar a padres que estén comprometidos con la crianza . Con el incentivo que me ha dado Javier  con sus grupos de #silospadreshablasen lo único que he tenido que hacer es ponerme en acción y empezar a llevar a cabo el  proyecto de grupo de padres responsabilizados con la crianza de Valdemoro. Y así lo hice.






Este Domingo pasado convoque a todos aquellos padres y sus familias al primer encuentro del grupo. A esta convocatoria llegaron de todas partes niños, mujeres, pero sobre todo hombres que trajeron de la mano a sus bonitas familias. Y allí, a la sombra de los árboles del paraiso comenzó a gestarse este proyecto con vocación de reunir a padres que quieren crecer con sus hijos. Y llegaron con las manos llenas y el corazón abierto y hablaron de muchas cosas y entre esos testimonios se permitieron aquello que no siempre pueden hacer, pero que muchas veces querrían hacerlo, que es sentir y compartir ese sentir con más padres. Y nos llevamos muchas cosas, pero sobre todo nos llevamos el sentimiento de ser padres de corazón. 





Y yo me volví a mi casa, con mis hijos y mi mujer con el alma llena y la tarea de padre por hacer. Y  no solo siento que la hago con responsabilidad, si no que además experimento una bendita paciencia que me llega de la fortaleza de decir que otra paternidad consciente y amorosas es posible. Como así lo dijimos todos aquellos que asistimos a este nuestro primer encuentro.

La semilla está sembrada, sólo falta que la cuidemos como se merece para formar un bosque de seres humanos despiertos y espectadores de una realidad llena de luz, conocimiento y sobre todo de amor.

Gracias grupo.







Agradecimientos especiales a Javier de Domingo, Iñaki Gil, Victor Sánchez, Miguel Uceda y a todos los que de manera directa o indirecta han hecho posible que este encuentro fuera tan especial. Gracias de corazón.


Iñaki Gil

Victor Sánchez

Javier de Domingo



4 comentarios:

  1. Un día muy agradable e interesante. Gracias, Bruno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los que estuvimos somos los que lo hicimos posible. Un placer conocerte Iñaki.

      Eliminar
  2. Me encantó. Y a mis hijos también!!!!

    ResponderEliminar
  3. Me encantó. Y a mis hijos también!!!!

    ResponderEliminar