lunes, 2 de marzo de 2015

"En muchos sentidos la vida moderna nos distancia de la carga de espiritualidad que nos ofrece la naturaleza. En la frenética actividad que se nos impone, creemos no disponer de tiempo para la naturaleza. Nos olvidamos de mirarla antes de que nuestros sentidos se debiliten con la edad, y encontremos mil y una razones para seguir concentrándonos en aquello que tenemos delante, en lugar de ampliar nuestro campo de  visión".

Thomas Moore. "El placer de cada día".

No hay comentarios:

Publicar un comentario