jueves, 11 de diciembre de 2014

Educar para ser.




“La libertad consiste en desarrollar el potencial que cada niño lleva dentro y no en adaptarse a una sociedad cuyas metas son otras”.
                                                                                                                                           Rebeca Wild.










Como en otras tantas corrientes educativas alternativas y de las que se toma como objetivo la del desarrollo individual del niñ@. Se entiende que el SER HUMANO es por si sólo un microcosmos, pero también entendemos que un individuo (valga el término) es una partícula de todo el universo, por lo que el Universo está dentro de él y no es ajeno a nada ni a nadie de lo que ocurre a su alrededor. Pese a que digamos que algunos niñ@s son unos inadaptados.

El asunto eduactivo no es para mi entender centrarse en el egocentrismo tan humano también, sino de combinar el desarrollo individual con el desarrollo global del grupo o comunidad. Aunque una cosa lleve a la otra. Pero esto no hay otra manera de hacerlo que mirando al niñ@. Y decirme si en la escuela se está dando importancia al niñ@. Mi respuesta es no. Tan sólo hacemos de él una pura proyección de lo que nosotros somos sin atender al mundo de posibilidades y de creatividad que surge cuando vemos al niñ@, vemos a ese ser que brilla.

Rebeca Wild en su libro " Educar para ser" que llegó a mis manos a partir de una conferencia del pediatra Carlos González - Ser humano que por otra parte recomiendo encarecidamente su lectura o sus ponencias por el mismo motivo que escribo estas lineas- me abrió y me sigue abriendo los ojos de padre y de educador de cómo hay que tomarse la vida con nuestros hijos o escolares. Es aquí donde empieza la educación y acaba seguramente en el colegio. Pero no al revés. Ya que es sabido que muchos padres/madres/tutores debido a la vida que llevan "delegan" todo el desarrollo educativo de sus hijos al colegio y a las dichosas actividades extraescolares. Cuando ignoran que el secreto de la cuestión es el día a día con ellos. Y esto se pierden en las grises paredes de los colegios con sus verjas y las  "horas extraordinarias" con el Inglés y con las rutilantes tareas mandadas para hacer fuera del horario lectivo. Y luego si, cuando hay tiempo libre a ver la televisión o a verter sus capacidades de interaccionar en el mundo  en una videoconsola, lo sólo hace nada más que rematar "la jugada".


Rebeca Wild, educadora, nos cuenta casos "normales" en su libro de su experiencia con l@s niñ@s. Nos habla de experiencias con niños "inadaptados", ya aquí es donde está el verdadero aprendizaje. En los retos que hay que afrontar. Cuando el niño no saca buenas notas, tiene conflictos con sus compañeros o profesor@s, tiene problemas...

Wild nos abre un mundo de posibilidades al plantearnos la educación del niñ@ como un desarollo evolutivo para los padres, madres, tutores, educadores...Una oportunidad de resolver conflictos con la infancia, con nuestra infancia. Es una manera de ponernos en disposición de comprender y entender al ser que tenemos delante y que a la vez somos nosotros. Y dejar de seguir alimentando el ego, engordándole más y mas. Generando sufrimientos,  mentiras, o "verdades absolutas".

Tu hijo es un alma no solo tu proyección. La mejor oportunidad que tienes para crecer es vivir con él. ¿Aceptas el reto?...











Rebeca Wild (Alemania, 1939) Pedagoga. Estudió Filología Germánica, Pedagogía Musical y Pedagogía de Montessori. Desde 1961 reside en Ecuador donde en 1977 fundó, junto a su marido Mauricio Wild, el«Pesta», un centro escolar alternativo compuesto de jardín de infancia, escuela y educación permanente.


Fotografías: http://www.morguefile.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario