martes, 24 de junio de 2014

Mi experiencia con el porteo.

Llámese al porteo. Aquel acto de llevar consigo a todos los lugares donde se disponga cual caracol lleva su concha a cuestas de algún elemento valioso en este caso valiosísimo como es el caso del mejor regalo para un padre, que es su hijo. De esta manera hay personas que han estado pensando en nosotros los padres la forma y la manera más cómoda y mejor para llevar a nuestro bebé, de tal forma que esto sea lo mejor para él y también lo mejor para sus padres. Logrando una perfecta fusión del porteo tradicional que se realiza en la mayoría (si no en todos) los países africanos y también los asiáticos con los medios textiles y de ingeniería a nuestra disposición, fabricándose en una imnumerable gama de formas de equipos de porteo para llevar (fulares, mochilas ergonómicas, pañuelos elásticos, mai-tai, y largo etc) que se adaptan a nuestras necesidades de padres y madres y que nos hacen la vida feliz a los que creemos en una crianza más natural y auténtica.


Pero paso a relatar mi experiencia que es el motivo de mi entrada en el blog:




En el embarazo se gestan no solo el nacimiento de un bebé, sino muchas ideas, proyectos e ilusiones y como es en nuestro caso, una oportunidad de recrear la naturaleza en su máximo exponente que es la crianza. Así que empezamos nuestra aventura, llegando a nosotros, y hablo de nuestra pareja, de muchas personas con una idea de un parto más natural. Pronto empezamos a familarizarnos con parejas que optan por una idea de parto más auténtico y natural, y así llegaron el hipnonacimiento, las experiencia con la Asociación "El parto es nuestro", las asociaciones de apoyo a la lactancia materna, las Doulas. Y al llegar al parto, creo que toda esta experiencia vivida  marcó la forma de hacer y de entender nuestro nuevo nacimiento.

 Dicen que la gestación intrauterina son 9 meses, pero que existe otra gestación invisible pero no menos cierta que es la gestación extrauterina, la que hace que lleves a tu niño en contacto permanente contigo y no te separes de él. Algo que puede sonar a sentido común, pero que resulta ser algo no tan  normal en nuestra sociedad. Y muy pronto se comienza a domesticar a la criatura para que vaya en el dichoso cochecito, sin darse cuenta que se pierden algo maravilloso que no se vé, pero que si siente.



Nosotros hemos llevado a la práctica esa filosofía desde el primer momento de nacimiento de contacto íntimo con el bebé. La que más su madre, por supuesto, con ese nexo inquebrantable que es la lactancia materna. Esto es sumar e ir en la onda de la maternidad más absoluta. Siendo una verdadera experiencia transcendental. Un recrearse en la vida.

En cuanto a mi como padre la experiencia de ir a todos los sitios con mi bebé pegada hace que no me pierda nada en mis paseos y meditaciones en el campo y además la pequeña Estrella, que así es como se llama mi hija no pierda ni un detalle de lo que hago, de lo que veo, de lo que como y de lo que siento. Nuestros corazones están juntos. El cuarto chacra está en pura conexión. Ella está tranquila, está segura. ¿Qué más se puede necesitar a parte de comer y de dormir, y de algún achuchoncito?.

Me siento un verdadero simio junto a ella. Y mientras ella despierta yo estoy atento de sus progresos. Una verdadera experiencia.

¿Te apuntas al porteo?


Hay muchas páginas, videos, tutoriales, tiendas, asociaciones como estas siguientes que te pueden ayudarte. Aquí te dejo algunas. Sólo tienes que estar abiert@:



Parto natural:
Asocación "El parto es Nuestro".www.elpartoesnuestro.es

Porteo:
Asociación Red Canguro http://redcanguro.org/

Hipnonacimiento:
 http://www.reddemar.es/hipnonacimiento-pilar-vizcaino/

Ilustración: 
Anne Rose Bain. artworkbyannarose.com

Fotos: Autor.












No hay comentarios:

Publicar un comentario