sábado, 2 de marzo de 2013

In memoriam. Teo Acosta.


Orillas de arena,
caminos difíciles,
El perfil de un caminante,
enjuto, de mirada furiosa
y de corazón grande.
De prisiones encendidas,
y de vivaz sarcasmo.
De entrega a la familia
de desdichado recogimiento.

A la luz de la verde encina,
yace ahora su corazón sereno.
En tierra de trabajadores y señoritos,
donde nacer lo otro
sigue siendo un destino.

Nacer y morir,
nos dejas la impronta,
vivimos los que nos quedamos,
huérfanos de tu presencia,
pero alegres de haberte acompañado.

No morirás en nuestros corazones.
Fuiste terco en tu destino,
pero ahora no te podremos devolver
lo que nos dejaste.
Lo hacemos ahora con nuestros hijos.
Y prometemos a nosotros mismos,
guardarte en un lugar privilegiado.
En un corazón grande,
como aquel que nos entregaste.

Ahora seguimos también tercos,
nuestro destino.
Si ir de tu mano,
pero sabiendo lo que nos has dejado.

Im memoriam de Teo Acosta.

                                                            24 de Agosto de 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario