El poder de la elección.



“Tu eres libre de elegir, pero las elecciones que hagas hoy
determinarán que tendrás, serás y harás en el futuro de tu vida” “
-Zig Ziglar


EL PODER DE LA ELECCIÓN


La elección nace de los opuestos y la dualidad del segundo chakra nos impulsa a elegir en un mundo de opuestos.
La elección tiene un aspecto misterioso, porque jamás sabremos completamente el resultado total.
Si bien la energía de este chakra nos inclina a tratar de controlar nuestra vida, la enseñanza es que no podemos estar al mando.
Dado que el mundo externo no se puede controlar, la tarea que tenemos es dominar nuestras reacciones interiores, nuestros pensamientos y emociones.
El reto del segundo chakra es qué nos motiva a elegir lo que elegimos.
Cada elección que hacemos contiene la energía de la fe o la del miedo y el resultado reflejará hasta cierto punto esa fe o ese miedo.



Un día cuando estaba visitando a su abuela ella le dijo, ?Estoy tan contenta que mamá me halla dicho tu secreto. Todos piensan que yo hago los asados al jugo mas buenos del pueblo. Su abuela le pregunto? y que secreto es ese?
¡Cortar los extremos de la carne, por su puesto!, - la chica contestó-
Mamá ha estado haciendo eso desde que empezó a cocinar. Ella lo hacia porque tu
lo hacías de esa forma y tus asados siempre eran los mas deliciosos también.
Después de oír esto, la anciana comenzó a reír y reír. Cuando finalmente se compuso, le dijo a su nieta, Cariño, yo no cortaba la carne porque eso lo hacía más jugoso. Yo hacía eso porque mi horno era tan pequeño que no podía meter toda la carne de una vez.
Esto es una graciosa ilustración pero muy reveladora de porque con mucha frecuencia continuamos optando por las mismas opciones a lo largo de nuestras vidas: ellas se convierten en hábitos que mantenemos inconscientemente. A lo mejor existieron muy buenas razones por los cuales surgieron originalmente, pero ¿realmente obtenemos algún beneficio de seguir optando por las mismas cosas en este momento?.Esta es una pregunta muy importante, porque muchas de las decisiones que, hemos convertido en hábitos, tienen el poder de afectar la energía y del mismo modo la calidad de nuestras vidas.
En cada momento estamos enfrentando una opción energética de algún tipo, no solo decidimos que hacemos, también determinamos que pensar, creer, sentir y percibir con respecto a la situación en la que estamos. A la larga son nuestras decisiones diarias la que se unen y crean el tapiz de nuestra existencia. Las decisiones que tomamos momento a momento tejen la imagen de quiénes somos y en que nos convertiremos. Esos son realmente nuestros momentos definitorios, las pequeñas decisiones que tomamos que determinan la energía y la dirección de nuestras vidas.
En donde nuestros patrones estén involucrados, tenemos que entender que no estamos tomando una decisión una sola vez, lo estamos haciendo una y otra vez por el resto de nuestras vidas. Quizás decidiste fumar en tu adolescencia, pero cada vez que enciendes un cigarro, estas volviendo hacer este acuerdo monumental una y otra vez. Cada momento insignificante es una nueva opción, aún cuando no seas suficientemente consciente de ello. Desafortunadamente tu falta de conciencia no disminuye su poder en tu vida.
Nuestros días están llenos de incontables elecciones inconscientes y cientos de elecciones conscientes y nuestras acciones inconscientes tienen tanto poder como las que tomamos después de haber pasado largo tiempo pensando en ello. Estas decisiones sonde hecho tan habituales que probablemente tendrán un mayor impacto!. Pero cuando tomamos el control de todas nuestras posibilidades, comenzamos a dirigir el momento energético de nuestros días. El poder de tener la habilidad de seleccionar, nos permite preparar el éxito que deseamos a través de dos formas fundamentales de elección, la elección de nuestras actitudes y de nuestras acciones.
Las elecciones que realizas siempre giran alrededor de dos cosas, la actitud y la acción. La primera está íntimamente relacionada a tu percepción y a tus creencias, las piezas fundamentales de la conciencia y la energía. En este sentido tu actitud es el catalizador primario de ambos hacia lo que atraerás y manifestarás en tu vida; es como una sutil combinación de pensamientos y emociones centrados en un asunto particular.
Podemos decir que tenemos una buena actitud (o una mala), pero tenemos que mirar más de cerca lo que esto quiere decir. En la mayoría de los casos la buena se basa en las convicciones positivas y las emociones más elevadas; la mala surge de conclusiones pesimistas combinadas con sentimientos hostiles y de temor.
Quizás tú hayas tenido actitudes horribles en el pasado, pero no tienes que continuar optando por ellas nunca más. Tu mentalidad crea tu realidad, y donde la ley del éxito este involucrada, la actitud lo es todo.
Esto es energéticamente cierto porque tus expectativas son las propulsoras de tu creación consciente. Esto no te ha ocurrido a ti antes, pero tú escoges cuanto te aproximas a lo que deseas cada día y en cada momento. Así que elige una actitud positiva ahora mismo.
Es también una buena idea investigar las decisiones que haces con respecto a tus acciones. Existen tres grupos de acciones que tú haces todo el tiempo, los cuales están relacionados con la conducta que asumes contigo, con los otros y con tus metas. Estas tienen el poder de mejorar tu vida o destruirla, por lo que si no estás siguiendo opciones de comportamientos saludables y honorables, es tiempo de comenzar a elegirlas.

Comentarios